¡Cuidado! Llegan las procesionarias del pino

91 115 54 70
¡Cuidado! Llegan las procesionarias del pino

Cada año, con la llegada de la primavera, en nuestra clínica veterinaria en Alcorcón nos preparamos para atender los posibles casos que nos puedan llegar de perros atacados por las procesionarias del pino. Las procesionarias son una variedad de orugas que parasitan los pinos y otros árboles y que, en los primeros días de calor salen de sus pinos y caminan una tras otra formando una larga hilera hasta encontrar un nuevo lugar donde formar un nuevo nido.  

El cuerpo de estas orugas, de color parduzco, está cubierto de pelos muy finos similares a  agujas, que sueltan una sustancia muy irritante. Cuando un perro, movido por la curiosidad, se aproxima a ver que es esa hilera que se mueve, las orugas lanzan sus pelos contra el agresor y el veneno comienza a hacer efecto. El perro comienza a producir mucha saliva, se le inflama la lengua y las mucosas nasales, poco tiempo después empiezan a aparecer ampollas y úlceras en las zonas afectadas. Si el perro traga alguno de estos finos pelos, la inflamación puede llegar a la garganta impidiéndole la respiración.

La solución pasa por trasladar al animal cuanto antes a una clínica veterinaria en Alcorcón donde le administrarán corticoides y antihistamínicos, generalmente por vía intravenosa para reducir la inflamación y permitir que el perro pueda respirar. Con una intervención rápida, muchos perros consiguen sobreponerse a la procesionaria.

Durante las primeras semanas de la primavera debes evitar pasear por zonas o parques con pinos o cedros. Aun así, si ves una hilera de orugas no trates de pisotearlas. Sus pelos venenosos, al soltarse, pueden desplazarse en el aire y caer en cualquier parte. Es preferible que nos lo notifiques a la Clínica Veterinaria Centralvet y nosotros nos pondremos en contacto con el ayuntamiento para que fumiguen la zona.

haz clic para copiar mailmail copiado