En este post nos gustaría hablarte de un problema que sufren muchas mascotas y en el que confluyen nuestras principales especialidades: la oftalmología y la cirugía veterinaria Alcorcón. Nos estamos refiriendo al entropión, una malformación ocular que suele encontrar en la cirugía la única forma de solucionar sus consecuencias. Te contamos en qué consiste y cuándo pueden ser operadas las mascotas de esta enfermedad.

El entropión es la inversión del borde del párpado que se pliega o invierte en dirección a la superficie ocular. Es más frecuente que ocurra en el párpado inferior. El contacto del párpado con el globo o el roce de las pestañas pueden causar irritación en el ojo pero con el tiempo los problemas se agravan. Lagrimeo excesivo, parpadeo contante, intolerancia a la luz o úlceras en la córnea son algunas de sus terribles consecuencias.

Más frecuente en perros que en otras mascotas, la cirugía en la única solución posible a un problema que puede resultar muy molesto para el animal. Como expertos en cirugía veterinaria en Alcorcón nos gustaría informarte sobre qué aspectos debes tener en cuenta antes de someter al animal a esta intervención. En primer lugar, la edad del animal es uno de los factores más decisivos. En el caso de los perros, no deben operarse los cachorros en crecimiento. Lo ideal es esperar un mínimo de 6 meses para operar el entropión e incluso prolongarlo hasta los 18 si se trata de un entropión leve.

También es importante que el animal no padezca ningún tipo de enfermedad y mucho menos de carácter ocular. No es que esta operación resulte incompatible con otros tratamientos oculares pero sí puede provocar falsas apariencias que dificulten la obtención de los resultados esperados.

Si tu mascota sufre este problema ven a vernos. En Clínica Veterinaria Centralvet obtendrás un diagnóstico fiable y tendrás la seguridad de contar con los mejores cirujanos y oftalmólogos para devolver el bienestar a tu animal.