La torsión de estómago en perros

91 115 54 70
La torsión de estómago en perros

La torsión de estómago o dilatación gástrica en perros es una de las peores patologías con las que pueden encontrarse en un servicio de urgencias veterinarias en Alcorcón. Pocos médicos veterinarios desean tener que afrontar una circunstancia que, de no tratarse con muchísima celeridad, puede acabar con la vida de la mascota.

Aún no se sabe muy bien por qué se produce esta anomalía que afecta sobre todo a razas de perros grandes y también a animales de ganaderías. Pero lo que sí tenemos son algunas cuestiones que parecen favorecer que la torsión gástrica suceda.

En los centros de urgencias veterinarias en Alcorcón están preparados para ayudar a tu mascota en estas circunstancias. Aunque resulta vital que acudas al centro cuanto antes, en el preciso instante en que notas que tu perro puede estar padeciendo una torsión de estómago.

En teoría, la torsión se produce por una acumulación excesiva de gases. La inflamación del estómago llega a ser muy grande y los ligamentos no tienen suficiente fuerza para sujetarlo. Debido a la presión del bazo, el intestino se gira y se colapsan todas las arterias y venas del estómago.

Notarás a tu perro muy quieto porque al moverse sentirá mucho dolor. Respirará con fatiga y no soportará la palpación de la zona. No querrá comer ni beber y se quejará con sonidos lastimeros.

No pierdas el tiempo y llama a un profesional. Todos los perros que no son tratados acaban muriendo. En el caso de los que reciben tratamiento veterinario, la tasa de mortalidad asciende al 65 %.

Procura que tu perro no coma una hora antes de hacer ejercicio y hasta dos horas después de haberlo hecho. Esto ayuda a que el estómago y los intestinos no se muevan llenos de comida.

En Centralvet siempre nos encontrarás a tu disposición en cualquier momento del día o de la noche.

haz clic para copiar mailmail copiado