Ha llegado el verano y seguramente ya estás pensando en llevar a tu perro a una peluquería canina en Alcorcón para cortarle el pelo y evitar que pase mucho calor. Sin embargo, es importante que sepas que cortarles demasiado el pelo o raparlos puede tener consecuencias muy negativas para su salud y bienestar.

En primer lugar debes saber que el pelo es un elemento de mucha importancia para la salud de nuestra mascota. Protege su piel y es fundamental en todo el proceso de regulación térmica. Tienen dos capas capilares: una exterior que les protege de la lluvia y el sol, y otra interna que les ayuda a soportar los cambios térmicos.

Ten en cuenta que los perros no sufren el calor como los humanos. Regulan la temperatura por la nariz, la boca y las glándulas sudoríparas que tienen en las almohadillas de las patas. Al cortar el pelo de nuestro perro la capa interna de pelo queda expuesta acumulándose sobre la piel y provocándole más calor. El efecto contrario de lo que esperábamos al llevarlo a la peluquería canina en Alcorcón. Además esto le puede provocar problemas graves en la piel, como seborreas y dermatitis.

Otra de las consecuencias negativas que puede tener rapar a nuestro perro es el debilitamiento y la pérdida de belleza del pelo. En muchos casos se les vuelve rizado y más propenso a los enredos.

Además, los pelos constituyen una barrera muy efectiva ante la picadura de insectos, especialmente aquellos tan peligrosos como el mosquito que provoca la Leishmaniosis, las pulgas y las garrapatas.

Lo mejor es que le cortes el pelo de manera que quede con un largo y una densidad suficientes para que esté bien protegido. En Clínica Veterinaria Centralvet te asesoraremos sobre el mejor corte de pelo para que tu perro disfrute del verano saludable y feliz.