Al igual que las personas, los animales y más concretamente los perros, suelen tener problemas y enfermedades dentales que les hacen pasar con frecuencia por la clínica veterinaria en Alcorcón. Hay que tener en cuenta que nuestras mascotas tienen una dentadura que no difiere en demasiado de la nuestra, pero que no tienen las oportunidades de limpieza e higiene que nosotros sí tenemos.

Así, no es para nada infrecuente que a la Clínica Veterinaria Centralvet nos traigan perros que a partir de los tres años comienzan a tener problemas dentales como periodontitis (enfermedad de las encías), sarro y halitosis. En este último caso, solemos identificar el mal olor con los piensos y comidas blandas que ya de por sí no huelen demasiado bien y no nos suele preocupar.

Sin embargo, al igual que nos ocurre a nosotros, cualquier enfermedad bucal puede acabar repercutiendo en la salud general, pues la saliva pasa por más partes que en la boca y, si no se trata con rapidez, estos episodios pueden acabar con la pérdida de dientes o provocar problemas cardíacos, malas digestiones, etc.

El primer método de prevención que recomendamos en la clínica veterinaria en Alcorcón es evitar la comida que no sea exclusiva para perros y limitar la ingesta de latas y comidas altas en azúcares. Pero, además, existen pastas de dientes y cepillos especiales para perros, a los que se debe cepillar al menos una vez a la semana para tratar de que la higiene bucal sea lo mejor posible. Se puede incluir en la comida láminas masticables o algas, ideales para eliminar el sarro y, por supuesto, acudir a las revisiones veterinarias para descartar problemas mayores.