Seguramente, a ti también te haya pasado. Has visto cómo tu perro ha empezado a olfatear en un trozo de tierra y ha terminado revolcándose al completo. Más de una peluquería canina en Alcorcón ha observado que los perros tienden a jugar con el terreno, a ensuciarse y a ponerse perdidos de mugre. Pero, claro, esto puede ser totalmente normal.

Inicialmente, debes saber que, si tu perro está sano, va a olfatear en exceso e incluso se va a revolcar. Los profesionales de cualquier peluquería canina en Alcorcón saben que un perro feliz es un perro sano y con un pelaje exquisito.

Antes de nada, debes saber que los perros tienen un olfato muy desarrollado. Pueden detectar miles de olores, muchísimos más que los seres humanos, gracias a sus millones de receptores olfatorios que se encuentran en su hocico. En cierto modo, ellos utilizan su olfato para desestresarse. Si algún día notas que tu perro no olfatea, es posible que tenga una enfermedad de base, como una depresión o ansiedad. El estrés en perros recuerda que también puede darse si no le dejas olfatear con toda libertad.

Algo que debes considerar es que un perro no va a enfermar si se revuelca u olfatea. En todo caso, hasta podrías pensar que por oler orinas puede coger alguna alteración, pero no. Tu perro no tiene por qué enfermar.

Para ellos, olfatear es una forma de desestresarse, de liberarse y de moverse por su entorno. Por supuesto, ellos saben reconocer el olor y aroma de cada elemento y así poder identificarlo. Al igual que el ser humano se comunica con los demás a través del habla, los perros olfatean para comunicarse también.

En pocas palabras, dejarles olfatear a sus anchas es necesario para que ningún perro se estrese y luzca un pelazo. En Clínica Veterinaria Centralvet estaremos encantados de darte más consejos.